La escala de Mohs ha permanecido como una técnica ampliamente usada en todo el mundo durante más de 200 años, principalmente por que es fácil de hacer, es económica y sobre todo es fácil de entender.
para evitar un sinfín de cálculos que la mayoría de campesinos no son capaces de efectuar y que provocan errores cotidianamente